El coworking ocupa una planta completa de 1.000m2 en un edificio de oficinas de diseño con una composición de ritmo muy marcado, que sirve de referencia en el interiorismo del espacio.
Situado en una ubicación estratégica en el centro de la ciudad, la misión es crear un espacio de coworking de calidad y único, que se convierta en referente en la ciudad de Valencia.